Hola, antes que todo quiero aclarar que esto no es un blog de autoayuda, ni de psicología, ni mucho menos.

Pero, me pareció válido compartir con ustedes, todas estas nuevas técnicas y conceptos que me han ayudado a cambiar mi forma de ver las cosas en este tiempo, en donde nuestra mente y cuerpo se han visto obligados a adaptarse a una «nueva realidad», que no nos da la opción de elegir si queremos participar o no, nos ha tocado y listo. Ya estamos todos en el juego de la vida. Como siempre, creemos tener todo bajo control, hasta que aparece un virus proveniente de China y hace pelota a un mundo entero, en menos de un abrir y cerrar de ojos, obligándonos a permanecer en nuestros hogares, y a vernos la cara todos los días en el espejo mientras pensamos: ¿Y ahora qué?

Se que más de uno ha perdido la cabeza en estos tiempos, y todos esos sentimientos que pensamos tener controlados, o ni siquiera sabíamos que teníamos, se han apoderado de nosotros.

Pero tranquilos, no desesperéis, hay tiempo para todos en la viña del señor… mentira, tampoco vengo hablarles de «Dios», o de que todo cae por su propio peso y que hay que ponerle la otra mejilla a la vida, no se trata de nada de eso.

Mi historia comienza así

He pasado, de ser una mujer que tenía las 24 hrs del día ocupadas, divididas entre trabajo y estudio, a tener las 24 hrs del día libres, todas y cada una de ellas para mi, y bueno, nunca en mi vida he tenido tanto tiempo libre.

24 hrs pueden ser devastadoras si no sabes qué hacer con cada una de ellas, o si te dedicas a pensar en todo lo que no tienes o te falta, así que decidí hacer un curso on-line por COURSERA, titulado «The science of the well-being» traducido como La Ciencia del Bienestar, impartido por la profesora Laurie Santos de la Universidad de Yale, E.E.U.U.

Les aseguro que mi vida ha dado un salto increíble, he cambiado muchísimo mis hábitos y mi felicidad ha incrementado notoriamente. También he tenido mis recaídas, pero forman parte de la vida, nada que no se puede mejorar con buenos hábitos

DESCRIPCIÓN DEL CURSO (EXTRAÍDA DE COURSERA, PLATAFORMA ONLINE PARA TOMAR CURSOS ALREDEDOR DEL MUNDO, LA MAYORÍA PAGADOS Y ALGUNOS GRATUITOS, COMO ÉSTE QUE TOME YO)

En este curso, participará en una serie de desafíos diseñados para aumentar su propia felicidad y desarrollar hábitos más productivos. Como preparación para estas tareas, la profesora Laurie Santos revela conceptos erróneos sobre la felicidad, características molestas de la mente que nos llevan a pensar como pensamos y la investigación que puede ayudarnos a cambiar. En última instancia, estará preparado para incorporar con éxito una actividad específica de bienestar en su vida.

LA CIENCIA DEL BIENESTAR FUE PRODUCIDA EN PARTE, POR LA FINANCIERA GENÉRICA DEL FONDO DAVID F. SWENSEN PARA LA INNOVACIÓN EN LA ENSEÑANZA.

Primero debemos entender algunos conceptos básicos para introducirnos en este curso.

CONCEPTOS ERRÓNEOS DE FELICIDAD

Si reconoces algunas de los siguientes enunciados, y los asocias a felicidad, es porque tienes las mismas creencias erróneas que yo tenía antes:

  • La mejor casa.
  • Tener dinero.
  • Casarse y tener hijos.
  • El cuerpo perfecto.
  • El mejor trabajo.
  • El mejor titulo universitario.
  • El promedio más alto en la facultad.

Todo lo mencionado anteriormente, es válido para tener una vida más confortable, pero nada de eso te hace más feliz (excepto que no tengas las necesidades básicas resueltas)

Podría extenderme en todos los conceptos del curso (pero fueron 3 meses de mucha información), y como les comenté más arriba, sólo quiero compartirles un par de actividades que me ayudaron a SINTETIZAR FELICIDAD. Sí, entendiste bien, nuestro cuerpo es capaz de sintetizar felicidad a través de la química de nuestras hormonas, que se generan cuando estás en movimiento. No necesitas nada externo al cuerpo, sólo necesitas poder de voluntad y ganas de generar un cambio en tu vida.

ACTIVIDADES QUE ME AYUDARON

  • Cuaderno de gratitud:

Consiste en tomarse 5 minutos al día, para agradecer por todo lo bueno que tienes, o te ha pasado, y anotarlo en una libreta/cuaderno que tengas por ahí, en una app del teléfono o en un bloc de notas del celular. Al principio parece una actividad irrelevante, pero cuando realmente comienzas a tomar esos 5 minutos para dar las gracias por tu día, o por todo aquello que tienes o lo que no tienes, vas a ver como sentir esa gratitud, te hace sentir afortunad@, por el simple hecho, de tener una nueva oportunidad todos los días para estar mejor. A mi me ha servido muchísimo y he descubierto que siempre hay un buen motivo para agradecer y que éstos, nunca se acaban (yo he usado un cuaderno viejito que tenía tirado).

  • Saborear:

Tómate 15 minutos para saborear el momento ¿Qué quiero decir con esto? Cuando salgas a andar en bici, a pasear el perro, a tomar mates con tus amistades, cuando vayas manejando camino al trabajo, en el café de la mañana, etc, tómate 15 minutos y observa cada una de las cosas que estás haciendo, mira el paisaje, sus colores, enfócate en el clima, el aroma de lo que estés tomando, siente la intensidad de los sabores en tu boca, préstale atención a quien te esté hablando y realmente escucha lo que te está diciendo, no dejes que tu mente empiece a viajar al pasado, recordando que todavía no sacaste la basura, lavaste la ropa o que mañana tienes cita al doctor, etc. Mantente consciente, evita que tus pensamientos, que se deslizan al pasado o al futuro, te impidan disfrutar del presente. Empieza con solo 15 minutos al día, en el único tiempo que tenemos poder de decisión, el presente. Quédate aquí y SABOREA EL MOMENTO.

  • Actividad física:

Se que cuesta y que es super difícil mantener una rutina deportiva o gimnástica, pero nada es imposible en esta vida, cuando hay voluntad de por medio. No necesitas empezar yendo a un gimnasio (menos en época de Covid-19), ni ser un profesional, yo soy profesora de Educación Física y aún así me cuesta mantener una rutina, pero siempre trato de visualizar el objetivo, y el porqué lo estoy haciendo, eso me da más energías.

He seguido un canal de youtube en internet, de MADFIT, es totalmente gratuito y me he propuesto hacer un video por día, y cuando me he ido acostumbrando, le he ido sumando más, variando entre fuerza, aeróbico, estiramiento, etc., pero si esto no es para tí, puedes salir a caminar 30 minutos o a pedalear, a nadar, a hacer yoga, etc., pero MANTÉNTE EN MOVIMIENTO.

Está comprobado que la actividad física tiene efectos positivos más potentes y duraderos que los mismísimos antidepresivos.

Permítele a tu cuerpo regocijarse con todas esas reacciones químicas que se liberan, adrenalina, noradrenalina, endorfina, entre muchísimas otras hormonas y deja que te lleven a un nivel de bienestar único.

  • Meditación:

Si no estás familiarizad@ con este término, básicamente es comenzar a llevar el foco de tu mente a algo que te permita estar concentrado en eso que estás haciendo. El objetivo de meditar, es inducir un estado de conciencia, y los beneficios que causa esta práctica, son un montón, entre ellos, mejora la concentración y aumenta la materia gris del cerebro.

Existen muchos tipos de meditación:

  • Meditación para despertar.
  • Meditación para dormir.
  • Meditación de gratitud.
  • Meditación de respiración.

Entre otras. Todas son de fácil acceso y hay miles de ellas gratuitas, sólo digita meditación en google, spotify, youtube, etc. y elige la que más te guste.

Olvídate de la persona que está sentada por horas con los pulgares juntos, no es siempre así, puedes meditar hasta acostad@ en tu cama si así lo deseas, incluso cuando te estás dando un baño. Para iniciar, te recomiendo unos post de EASY YOGA que están en youtube, organizados por semana, son cortos, fáciles y están en español. A mi me han funcionado de maravilla.

  • Dormir por lo menos 7 horas:

Está fue la actividad que mas me ha costado, siempre he sido muy noctámbula y levantarme temprano para mi es una pesadilla, por lo cual he tenido distintas épocas, entre dormir demasiado y dormir muy poco (ambas tienen impactos negativos en el cuerpo, como el despertar del estrés negativo, diabetes, irritabilidad, etc.). Encontrar el equilibrio, para mi fue muy difícil, pero lo he logrado con mucha dedicación.

Empecé dejando el telefóno en la sala antes de irme a dormir, ya que la luz del telefóno y las redes sociales no son buenos aliadas para nuestras retinas y cerebro a la hora de ir a la cama. Además, porque al sonar el despertador y no tenerlo a mano, me obligaba a salir de la cama para ir a apagarlo y mi primera regla fue: Una vez que salga de la cama, no puedo volver a acostarme ni posponer el despertador y así fue por 18 días seguidos (he anotado en una libreta, el horario en que me levanto todos los días para llevar el progreso).

Luego, tuve una recaída de exceso de sueño, pero he vuelto al ruedo. Tranquilos, no desesperéis, que crear una rutina no es nada fácil y van a haber muchas recaídas, pero lo importante siempre, es levantarse y arrancar de nuevo (manténte en movimiento siempre).

Tengo más actividades, pero éstas han sido las más útiles para mi y realmente le han dado un giro de 360° a mi vida.

Tambíen he dejado un poco de lado las redes sociales, ya que muchas veces nos dan un margen de comparación totalmente equivocada en nuestras vidas, ya que vemos gente posteando todo el tiempo cosas increíbles, o el mejor momento de su semana y caemos en el famoso error de «él tiene una vida mejor a la mía, su cuerpo es mejor, se viste mejor que yo, aquellos son más afortunados que yo» ¡¡STOP!! No seas injust@ contigo mismo, está bien tener una marco de referencia de hacia dónde quieres ir en el futuro, pero no caigas en comparaciones ABSURDAS de personas que tienen una realidad totalmente distinta a la tuya.

No olvides que puedes postear cien mil sonrisas en Instagram y aún así estar llorando en tu casa. Sólo te pido que seas consciente y no te comas el verso de que la vida es color de rosa con brillantina, sticker de sonrisas y miles de filtros en redes sociales y no caigas en comparaciones que no ayuda en nada. Si te vas a comparar, se mas realista y compárate con alguien de tu nivel o similar.

Bueno, finalmente, si quieren saber más, pueden tomar el curso en COURSERA: «THE SCIENCE OF THE WELL-BEING», con la increíble Laurie Santos.

No es necesario que salgas corriendo y te propongas todas actividades al mismo tiempo, cayendo en la desesperación de hacerlas todas en una semana y terminar estresándote por no tener tiempo y luego no volver a hacer nunca más ninguna.

Ponte plazos, empieza cada semana con una distinta, comienza de a poco y agrégale tiempo cuando te sientas preparad@.

Te deseo lo mejor y espero que este post te ayude a INCREMENTAR TU FELICIDAD.

Recuerda que la felicidad es un viaje, no un destino

Robin Sharma

Ahora si, me despido con un abrazo enorme.

Cuéntame ¿Cuál ha sido tu actividad favorita?

Categorías: MISCELÁNEOS

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *